Innovación: robot capaz de dar 200 volteretas sin parar

creatividad-y-salud

Menudo notición, ¿eh? Pues siento defraudaros, a los que os hayáis ido corriendo a buscarlo a YouTube o a los que no se sabe cómo ni por qué os pareció que esto podía ser interesante. Que puede que lo sea, pero ¿qué sentido tiene?

Quizá nos estamos poniendo un poco filosóficos, pero ¿la finalidad de la creatividad y del desarrollo de nuevas tecnologías no debería ser mejorar algún aspecto de la vida de las personas?

Parece lógico pensar que sí, pero muchas veces nos encontramos con que nuestra imaginación se va más a buscar un reconocimiento que dista mucho de las necesidades de las personas, que a conseguir un avance útil para nuestro día a día.

Por eso nosotros somos fans incondicionales de la creatividad útil. Si sumamos las grandes ideas de creativos a las infinitas posibilidades que nos ofrece la tecnología y las orientamos a un beneficio real para el usuario, el resultado es inmejorable: ideas creativas con soluciones prácticas, donde todas las partes salen beneficiadas.

Es lo que les sucedió a los responsables de la escuela El Turó de Montcada i Reixac (Barcelona) con su proyecto El Turó diseña 3D. Allí, los jóvenes estudiantes tuvieron a su disposición uno de los grandes avances tecnológicos de los últimos tiempos: una impresora 3D.

Habrá quien piense que, al poner esta tecnología al servicio de jóvenes con mucha imaginación, el resultado solo podrían ser monstruos con 12 brazos, ruedas en lugar de piernas e incluso que escupieran fuego por la boca justo después de hacer las 200 volteretas de rigor, pero no.

En este proyecto sobre tecnología aplicada a la realidad que permite a los más jóvenes desarrollar todo su talento, dos de los alumnos de sexto de primaria decidieron crear una prótesis a medida para otra alumna de 5 años que nació sin la mano derecha.

Ahora, gracias al ingenio de sus compañeros y a las posibilidades que ofrece la tecnología, contando con la supervisión del profesor de informática, la pequeña puede utilizar su mano biónica.

Un claro ejemplo de creatividad útil y desarrollada por personas que no saben lo que es un briefing, pero sí saben qué necesita la gente que los rodea.

Dicen que para ser un buen creativo debes intentar ser un niño otra vez, mirar como ellos miran. Quizás, lo que debamos hacer es empezar a pensar como ellos piensan y dejar de dar tantas volteretas.

Tags:

|

Deja un comentario