El neknomination: Las redes sociales y la salud. O no.

neknomination

Todo hemos de bautizarlo. Y hemos vuelto a bautizar una nueva tendencia, una moda que dicen algunos que se ha convertido en peligrosa. Y es muy peligrosa, de momento 5 adolescentes muertos según las noticias que estoy leyendo.

Tiene que ver este Neknomination con Facebook, con la salud, con la moda, con la inconsciencia, con los jóvenes, con la falta de criterio, de educación y de sentido común.

La redes sociales se están convirtiendo en un instrumento esencial en el desarrollo e implantación de nuevas alternativas, más baratas, de comunicación y gestión de datos que, aplicados a la salud de las personas, convierten en más eficiente el esfuerzo.

Incluso hablando ayer con un médico me confirmaba que serán el único camino para poder atender a grandes cantidades de personas, ofreciéndoles  alternativas y cuidados de salud que de otra forma sería imposible hacerles llegar. Por coste, por distancia, por falta de recursos. Solo a través de la tecnología y las redes sociales podemos ofrecer sanidad a esos países  desprotegidos y con falta de recursos. Esta es la parte buena del asunto. Una de las partes buenas de las redes sociales.

Pero existe una parte negra, la parte en la que, en este caso los jóvenes inconscientes y con falta de un cierto sentido común, “juegan” a Neknomination. El juego consiste en meterse entre cuerpo y espalda una poción alcohólica en el menor tiempo posible, lo que puede producir graves problemas. Todo se graba en vídeo y luego, claro, se cuelga y comparte a través de las redes sociales, Facebook básicamente, y se reta a que más amigos lo hagan.

Según la noticia leída en el portal Adolescents.cat, uno de los jóvenes perdió la vida a causa de una parada cardíaca después de protagonizar su acto de “hombre fuerte e importante” asumiendo el reto que le hicieron unos “amigos”. ¿Amigos?, quizás que empecemos todos a incorporar en la educación de nuestros hijos el concepto de amistad e intentemos explicarles lo que significa, que no es otra cosa que querer a los demás y no buscar al chivo expiatorio del que reírse cuando caiga abatido por una “trompa” producida por la ingesta de alcohol que le hará decir y hacer tonterías, para diversión y risas del resto.

¿Realmente queremos convertirnos en bufones del resto a costa, incluso en ocasiones, de nuestra vida?

Tal como relata uno de los médicos que ha atendido a jóvenes por estas prácticas, pueden parecer divertidas pero no lo son. Son demasiado arriesgadas porque las consecuencias siempre son imprevisibles. Incluso la policía ha tomado cartas en el asunto y, naturalmente están investigando tanto las muertes de estos desdichados jóvenes como a los “amigos” que invitan a tomar una copita. Espero y deseo que vayan a juicio los que se demuestre que son culpables de inducir estas actuaciones.

Desde este blog dedicado a la publicidad y la salud queremos apoyar a Adolescents.cat en su petición de parar esta cadena de vídeos, de convencer a los jóvenes de que activen su criterio de persones maduras, que ayuden a sus amigos de verdad, no tan maduros, y que desaconsejen esta práctica con fuerza y convicción.

Como dicen ellos “No queremos que os pase nada, chavales….”, demostrar que sois unos jóvenes inteligentes, formados, maduros y, sobre todo, con criterio y valores.

Tags:

| | | |

Deja un comentario