O estás o no estás

Dice el dicho que lo importante es que hablen de uno, aunque sea mal. Y esto también funciona en el mundo de las marcas: es fundamental que nuestro target (y el resto del mundo) hable de nuestra marca.

Para ello hay que estar al día, hay que saber qué le gusta al target, cómo se comunican entre ellos, lo que escuchan, lo que comen, lo que ven, lo que no ven, cómo y dónde lo ven…

Si nuestra marca es consciente de esto, será capaz de generar mensajes y conseguir estar en boca de todos.

El fenómeno de los virales permite a las marcas mostrarse ante su target como alguien interesante con quien compartir intereses, conversaciones, momentos… o simplemente convertirse en ese amigo friki que todos tenemos y que nos manda vídeos de chorradas para pasar un buen rato.

Este ha sido el caso del último éxito mundial en el tema de los virales: el Harlem Shake. Gracias a cinco jóvenes australianos y su extravagante baile, una canción que no había tenido repercusión en su año de vida, se convirtió en un boom. Su vídeo ha sido visto por más de 14 millones de personas y ya hay más de 100.000 versiones en la red.

El equipo de natación de Georgia se ha unido a la moda; también los trabajadores de Facebook, Groupon, Pepsi, BBC…

Pero en otros casos, se ha utilizado como excusa para hacer llegar un mensaje concreto, no simplemente como diversión pasajera. Como el caso del personal del Servicio de Enfermedades Digestivas de la Universidad Médica de Carolina del Sur, que han realizado el Harlem Shake en honor al Mes de concienciación del cáncer de colon.

Nadie tiene la fórmula mágica para saber si un vídeo o una acción será viral o no, pero lo que está claro es que cuando surgen este tipo de acontecimientos, o te subes al carro o te quedas fuera.

Y lo más importante, ¿conseguirá el Harlem Shake desbancar al Gangnam Style?

Tags:

| | | |

Deja un comentario