Campeonato de Salto de Trampolín en Topless

Inspector de saltos de trampolin -- Publicidad y Salud

Es lunes por la mañana. Más concretamente media mañana. Y las calles están atiborradas de gente. ¿Es época de rebajas? ¿Ya llegaron las vacaciones? ¿Es hoy cuando se acaba el mundo?

Seguramente entre la muchedumbre habrá un poco de todo, jubilados, niños que hoy no tienen cole o amas de casa haciendo la compra, pero una gran parte de los viandantes van en busca de un trabajo.

Puede que ya no importe si es bueno, malo o regular, ni si está cerca o lejos de casa. Aún así, todavía existen aquellos a los que la vida les sonríe y les regala una ocupación que colma sus aspiraciones profesionales, que les llena como personas y con la que disfrutan cada minuto que pasa. El llamado “trabajo de tu vida”.

Este es el caso de Lars Larson, un joven sueco que ha sido elegido “El hombre con el mejor trabajo del mundo“. Sus funciones son cuidar e inspeccionar a las chicas del Campeonato Mundial de Salto de Trampolín en Topless.

Más de uno pensará “¿cómo hace la gente para encontrar estos trabajos?”, pero no es oro todo lo que reluce, amigos. No es que no esté bien valorado, ni que no tenga una buena contraprestación. Es que no existe.

Lars y su estrafalario cargo forman parte de una campaña de concienciación acerca del cáncer de mama en hombres. Como él mismo dice, los hombres tienen pechos y por lo tanto pueden tener cáncer”.

Esta controvertida campaña, dirigida a los jóvenes y sus parejas, corre a cargo de MCAC (Male Cancer Awareness Campaign) y CoppaFeel!, dos organizaciones benéficas británicas que apuestan por la innovación y el atrevimiento a la hora de llegar a su público. Según ellos: “esperamos que este proyecto sirva para que los jóvenes y sus parejas presten atención al cáncer de mama masculino. Los proyectos innovadores pueden ser arriesgados, pero tenemos que captar la atención de la gente y para eso no se puede ser tímido”.

Su objetivo es que los jóvenes contribuyan con este tipo de organizaciones y obras de caridad, así como inspirar la creación de otras acciones de este tipo.

Y es que, como dicen en la página web de la campaña y al igual que sucede con el trabajo de Lars, que un hombre padezca cáncer de mama es raro, pero no imposible.

Tags:

|

Deja un comentario