La comunicación científica, cada vez más enredada

Comunicación científica -- Publicidad y Salud by innuo

Ya no resulta una rareza llegar a un congreso de comunicadores y encontrar una pantalla en la sala principal donde vas viendo pasar los tweets de los asistentes. Fuera, se va calentando el ambiente por los encuentros y el café, mientras en la sala vas viendo lo que comentan los que aún están por llegar. Todos ya sabemos cuál es el hashtag oficial, no es necesario preguntar si hay wifi (está indicado por todas partes). La comunicación en red y la actividad presencial del segundo Campus Gutenberg de Comunicación y Cultura Científica han estado totalmente integradas y normalizadas.

También ha cambiado el tema central de debate cuando se habla de ciencia, periodistas y redes. Después de mi experiencia en la mesa de debate Ciencia en Redes del Campus Gutenberg, me quedó claro que ahora, una vez superada la fase de la sorpresa y del ¿por qué debo estar en las redes?, hemos llegado a: ahora que ya estoy, ¿cómo puedo sacarle un provecho profesional? ¿Puedo ganarme la vida? Ya me lo avanzó Oscar Menéndez, el coordinador de la mesa, antes de empezar: “me gustaría ahondar en este tema porque creo que muchos comunicadores se lo están preguntando”. Quizá muchas personas habrán visto que es necesario dedicarle tiempo y no están viendo resultados inmediatos. Aún así, los que estábamos en la mesa contamos cómo sí es posible aprovechar la web 2.0 a nivel profesional.

América Valenzuela, periodista freelance, dijo que las redes le permiten desarrollar su trabajo con gran comodidad desde casa. Ya no es estrictamente necesario trabajar para grandes medios de comunicación y ubicarse en la redacción. A través de las redes, escucha a sus lectores y oyentes. En el caso concreto de Twitter, habló de la gran utilidad de las listas, ya que permiten seguir a distintos usuarios que twittean sobre un tema concreto. América las usa para seguir las novedades de empresas e instituciones y aprovechó para animarlas a utilizar este canal.

José Miguel Viñas también insistió en la comodidad del trabajo en red para desempeñar las distintas colaboraciones que lleva a cabo. Su misión es que se reconozca la meteorología más allá de las isobaras y los hombres y mujeres del tiempo de TV. A José Miguel la web 2.0 le ha permitido llegar a un público distinto al que usualmente llegaba a través de los medios de comunicación convencionales.

Raul Toran gestiona la comunicación de distintas entidades científicas. Como responsable de la imagen digital de estas instituciones, habló de la comunicación 2.0 como una “estrategia comunicativa de primer orden, de presente y de futuro, por lo que resulta crucial continuar impulsándola”. Así pues, el proceso de apertura comunicativa que están experimentando en los últimos años las instituciones científicas es imparable y viene reforzado por una apuesta decidida  por los canales 2.0, que requieren de más constancia y transparencia.

Patricia Fernández de Lis desveló que Twitter y Facebook son las principales fuentes de tráfico del medio de comunicación que dirige, Materia, aunque van creciendo las entradas a través de buscadores. En este digital especializado en ciencia no solo publican información propia, también hacen trabajo de content curator, seleccionando las noticias más destacadas del día a través de la herramienta Storify.

Respecto a mi intervención, centrada en salud 2.0, según hemos conocido recientemente, un 48,3% de las personas que habitualmente utilizan Internet lo hacen para informarse sobre temas de salud. Los contenidos de salud en la red interesan, pero una parte de los que encontramos no tiene un mínimo de rigor y calidad. Para un comunicador especializado existe pues la oportunidad de generar y distribuir contenidos de calidad, gestionar la presencia de marcas en la red para trabajar en pro de su buena reputación y crear nuevos proyectos periodísticos especializados. Los periodistas de medios tienen multitud de fuentes profesionales accesibles a través de las redes, además de tener la posibilidad de experimentar con nuevas narrativas nativas del 2.0.

En resumen, los beneficios de tener una presencia activa en las redes para los comunicadores de ciencia son:

  • Permiten trabajar en distintos lugares, no solo en una redacción.
  • Facilitan conocer al instante novedades de instituciones y empresas.
  • Amplifican la audiencia conseguida a través de los medios convencionales.
  • Son importantes fuentes de tráfico para los medios de comunicación digitales.
  • Para instituciones y empresas, ayudan a dar pasos hacia una mayor transparencia informativa.
  • En el terreno de la salud, representan una oportunidad para trabajar contenidos y servicios de calidad y crear o colaborar en nuevos proyectos.

Tags:

| | |

Un comentario a “La comunicación científica, cada vez más enredada”

  1. […] También ha cambiado el tema central de debate cuando se habla de ciencia, periodistas y redes. Después de mi experiencia en la mesa de debate Ciencia en Redes del … Raul Toran gestiona la comunicación de distintas entidades científicas .  […]

Deja un comentario