Nativos digitales, la salud está donde ellos están

Van en grupo, se visten de forma extraña y se identifican entre ellos en función de si creen que Justin Bieber es el mejor del mundo o de si Selena debería realmente volver a salir con Nick. Si no entiendes de qué estoy hablando, no eres uno de ellos. No eres un nativo digital.

Ahora puede que te preguntes: ¿quiénes son los nativos digitales?, ¿realmente quiero ser uno de ellos? y ¿por qué les interesan estrellas adolescentes de Disney? (de acuerdo, no a todos los nativos digitales les gusta Bieber, pero he llamado tu atención).

Wikipedia define un nativo digital como una persona nacida durante o después de la introducción general de la tecnología digital (1980) y que, al haber interaccionado con ella desde una edad temprana, comprende mejor cómo funciona. Otras fuentes describen a los nativos digitales como personas que entienden el valor de la tecnología digital y la utilizan para buscar oportunidades para aplicarla.

Según esta segunda definición, todos los millennials son nativos digitales; sin embargo yo, a pesar de haber nacido en 1981, no me considero nativa digital -yo no envié mi primer correo electrónico hasta los 16 años y no tuve mi primer PC hasta los 17. Iba a las bibliotecas y leía enciclopedias-. Por el contrario, mi sobrina de 13 años busca información en Google, envía whatsapps a sus amigos y escucha Spotify, todo desde su iPhone 3 heredado, mientras hace los deberes en su PC.

La facilidad que tienen los nativos digitales para seleccionar información y utilizar las nuevas tecnologías hace que existan grandes oportunidades para crear vínculos con ellos en temas relacionados con la salud. Pero ¿cómo podemos comunicar temas de la salud a los nativos digitales? Aquí tenéis 5 consejos:

  1. Proporciónales la información que necesitan: Hay una enorme cantidad de información de salud en la web y los nativos digitales saben cómo navegar, seleccionarla y compartirla. Por encima de todo, el conocimiento intrínseco de Internet por parte de los nativos digitales significa que son capaces de distinguir la información “mala” de la buena. En este sentido, es muy importante que la información médica sea creíble y esté avalada por terceros.
  2. Sé original: Los nativos digitales han crecido en un mundo saturado de publicidad y no le prestan mucha atención. Entienden qué es el marketing y no les gusta que no se conecte con ellos. La originalidad al comunicarse con ellos captará su atención y hará que tu marca de salud destaque entre el resto.
  3. Hazlos sentir parte del grupo: Los nativos digitales no quieren escuchar lo grande que es tu marca, lo que quieren es opinar sobre cómo hacerla mejor. No quieren sólo aprender acerca de una enfermedad, quieren hablar de ella con gente como ellos. Son sociales y creen en su derecho a compartir sus puntos de vista y experiencias. Se sienten cómodos creando y no les gusta que les digan qué deben hacer.
  4. Rétalos con juegos: A los nativos digitales les gusta competir y requieren mayores niveles de engagement. Los juegos se están convirtiendo rápidamente en la mejor forma para captar su atención y proporcionarles información de salud relevante.
  5. Ve donde ellos están: Las nuevas tecnologías están donde ellos están. Tienen un ojo puesto en la televisión y el otro en su feed de novedades de Facebook del iPad. Mientras esperan el bus, miran la web para móvil de la compañía de transporte para saber cuándo va a llegar el bus, leen un código QR en un anuncio y mandan un tweet sobre el extraño hombre sentado a su lado que huele a queso. Son participantes activos que requieren un enagement activo, y las oportunidades para que esto ocurra para una marca de salud están en todas partes.
Ahora ya los conocéis un poco mejor. ¿Os enfrentáis al reto de llegar a ellos?

Tags:

| | | |

Deja un comentario