Cómo usar Google+ para páginas de salud

Siempre que me paseo por Google+ tengo la sensación de que estoy en una urbanización recién construida y que a pesar de ello tiene todas las viviendas ocupadas. Veo las casas, las calles bien asfaltadas y las farolas y aunque conozco a muchos de mis vecinos, no nos tomamos muchas molestias para conversar ni solemos contarnos qué estamos haciendo. Y cuando lo hacemos, todo lo que nos decimos es repetido, nos suena a que ya lo habíamos oído antes en otro lugar.

En esta nueva urbanización somos 90 millones de residentes. Todos tenemos claro que vale la pena estar ahí, pero ¿cómo? Fijémonos en las infraestructuras que nos ofrece Google+ distintas a Facebook para que una marca de salud pueda tener una estrategia diferenciada y logre engagement con el resto de vecinos a través de una página:

– Un espacio de interacción común que nos permite organizar “quedadas” en vídeo y en tiempo real, con un máximo de 10 participantes.

ChefHangOut ha conseguido monetizar su presencia en esta red social ofreciendo clases de cocina de pago a través de las quedadas. Por 10$, puedes comprar la clase para ti o regalarla a otra persona. Previamente te dicen los ingredientes que son necesarios para participar en la clase y la hora, solo tienes que conectarte y será como si tuvieras un cocinero guiándote en tu propia cocina. Si uno de nuestros objetivos es promover hábitos de alimentación saludable ¿por qué no hacerlo a través de quedadas inspiradas en esta experiencia?

– Los círculos, que nos permiten agrupar a los seguidores de una página según nuestro propio criterio y el de los usuarios que nos siguen.

Imaginad que estamos a punto de lanzar un vídeo relacionado con el día mundial de concienciación sobre una enfermedad. Podemos ofrecer la posibilidad de hacer un pase previo exclusivo a un grupo de usuarios que sigan nuestra página y de quienes nos interese conocer la opinión. Si tenemos agrupadas a estas personas en un mismo círculo, podremos publicar el vídeo para que solamente lo vean ellas. Así tenemos un feedback previo al lanzamiento que puede resultarnos de gran utilidad, además de que es muy probable que estas personas se sientan más partícipes y, por lo tanto, más implicadas en la difusión del proyecto.

Siguiendo con las funcionalidades de los círculos, también podemos dejar que sean las personas que siguen nuestra página las que decidan en qué círculo prefieren estar. La página de Cadbury en Google+ ofrece la posibilidad de que una vez nos hemos hecho seguidores podamos también escoger en qué círculo (que se corresponde con distintas marcas de la compañía) queremos entrar. Esto nos permitirá visualizar las actualizaciones que se correspondan con las marcas que hemos escogido. Es el usuario quien decide qué tipo de información quiere ver y, por lo tanto, ejerce un mayor control, y podemos personalizar aún más nuestros mensajes ya que los estamos enviando a un grupo de personas que previamente ha manifestado su interés por una temática concreta. Aquí podemos pensar en un laboratorio farmacéutico que ofrece la posibilidad de añadirse a distintos círculos en función de si los usuarios son profesionales de la salud o público general.

Las funcionalidades que ofrecen los círculos y quedadas en Google+ pueden servir para inspirar nuestra estrategia para diferenciarnos en esta red social. ¿Se os ocurren más ideas o ejemplos de cómo usarlos en salud?

Para más información, podéis consultar el Manual de Google+ para empresas.

Tags:

| | | | | |

Deja un comentario