¿Sirve de algo conocer la salud de los famosos?

Michael J. Fox - Foundation for Parkinson's Research

Página web de la Fundación de Michael J. Fox dedicada a la investigación sobre el Parkinson

La semana pasada, La Vanguardia Digital lanzaba una encuesta bajo el título “¿Te parece bien que los famosos hagan público que padecen cáncer?” en relación a las últimas noticias sobre la baja por leucemia de Concha García Campoy o la detección y posterior extirpación de un carcinoma a la presentadora Terelu Campos, con un polémico tratamiento mediático. ¿Tú que habrías respondido? Yo, sin dudarlo, me sumé al 85% que votó afirmativamente.

Que un personaje popular dé a conocer la enfermedad que padece puede ser más efectivo que muchas campañas de concienciación. Por su impacto en los medios y la repercusión social, sitúa en la agenda pública enfermedades a menudo tabú contribuyendo a darles visibilidad y cercanía desde la normalidad.

Un ejemplo claro lo encontramos en el sida, una enfermedad considerada minoritaria y que pasó a la esfera pública a partir del impacto que supuso saber que Rock Hudson o Freddie Mercury la habían padecido. En muchos casos, los afectados por una enfermedad deciden aprovechar su influencia social para colaborar de forma activa en la búsqueda de soluciones. Es el caso del tenor Josep Carreras y su fundación contra la leucemia o del expresidente de la Generalitat Pasqual Maragall y su fundación para la enfermedad de Alzheimer. Al otro lado del Atlántico podemos encontrar numerosos ejemplos, como la Fundación de Michael J. Fox, muy activa en la investigación del Parkinson, o la iniciativa para aumentar la concienciación sobre diabetes entre público adolescente de Nick Jonas, miembro del grupo musical Jonas Brothers y diagnosticado de diabetes tipo 1.

Al final, que un referente social predique con el ejemplo y no frivolice con una enfermedad es siempre positivo. Y un referente es un deportista, un periodista, un artista… o una muñeca como Barbie. Fruto de esta reflexión existe un grupo en Facebook, Beautiful and Bald Barbie, que pide la comercialización de una muñeca Barbie sin pelo para representar y ayudar a las niñas en tratamiento de quimioterapia o con trastornos como la tricotilomania y la alopecia.

De momento, Mattel, fabricante de la famosa muñeca, declara que “no acepta propuestas de fuera de la compañía”. Parece alucinante que todavía haya empresas que hagan oídos sordos a sus consumidores cuando su público, en cambio, no es insensible a lo que ocurre a su alrededor.

Tags:

| |

Un comentario a “¿Sirve de algo conocer la salud de los famosos?”

  1. Es consecuencia lógica del lema de cabecera “everything is gonna be all right!”, fundamento del imaginario americano que representa la famosa muñeca anoréxica:

    Enfermedad? eso no puede pasarme a mi, con mi largo pelo rubio!

    Una oportunidad perdida de acercar empáticamente a los niños a una realidad, desgraciadamente cada vez más extendida.
    Habrá que buscar otros caminos.

Deja un comentario