Doctor, ¡mi pantalla me habla!

trabajar con el ordenador

¿Desde dónde estás leyendo este post? ¿Sentado cómodamente en tu oficina? ¿Desde la pequeña pantalla de tu smartphone mientras andas a toda prisa esquivando peatones? ¿O tumbado en tu cama a oscuras, iluminándote con tu preciada tablet y esperando caer en los brazos de Morfeo?

No seré yo el que te diga si son las mejores condiciones. Cada uno debería saberlo… o no. El día a día nos devora y todos adoptamos costumbres no demasiado saludables. ¡Todo sea por acabar esa presentación tan importante, porque siempre lo haces así o porque estás enganchado a Angry Birds!

Pero, ¿qué pasaría si los electrodomésticos cuidaran nuestra salud? Si ya hay colchones tecnológicamente avanzados que nos cuidan mientras dormimos, o yogures y leches que nos ayudan a vivir mejor, el salto de la salud a otras áreas cotidianas solo era cuestión de tiempo. Y parece que el futuro ya está aquí.

La semana pasada, Philips presentó en la feria de electrónica de consumo IFA de Berlín un nuevo concepto de monitor de ordenador: el monitor ErgoSensor. Gracias a una cámara integrada, la pantalla detecta los movimientos del usuario y le advierte, con un aviso pop-up, si se sienta en una mala postura, si está demasiado cerca o lejos del monitor, si lleva demasiado rato delante o incluso si está cansado –porque disminuye el parpadeo de sus ojos– y ha llegado el momento de tomar un café.

Si pasamos de la anécdota a la categoría, parece que, de tener éxito, pronto nos espera una avalancha de electrodomésticos parlanchines que velarán por nosotros. Puede que la caja tonta ya no nos deje engordar en el sofá, el smartphone nos dé un toque de atención al cruzar la calle y la tablet nos pida amablemente que encendamos la luz para no fatigar la vista. La pregunta es: ¿les haremos caso?

Tags:

| | | |

Deja un comentario