Médicos + 2.0

médicos y web 2.0

El mundo está cambiando de forma rápida, especialmente en relación a la comunicación y concretamente a Internet. En pocos años, hemos pasado de una sociedad desinformada a una sociedad sobreinformada, es la ley del péndulo. Con el tiempo, aprenderemos a seleccionar la información con criterios basados en la rigurosidad o solvencia de la fuente que emite los mensajes, tendremos mejores motores de búsqueda que nos permitan discernir entre fuentes de información fiables o especulativas, pero hoy por hoy estamos siendo continuamente bombardeados con opiniones muchas veces sin fundamento, y a menudo tenemos poca capacidad para discernir la veracidad de la información expresada. Esto es especialmente peligroso en el ámbito de la salud, ya que tomar por ciertas las opiniones de personas no expertas puede conllevar riesgos a aquellas personas ansiosas por buscar soluciones a sus problemas de salud.

Por este motivo, es importante que los profesionales de la salud participen en la generación de información solvente dirigida a la población general, especialmente en las redes sociales. Deben implicarse y estar visibles en la red para evitar la propagación de información poco contrastada y dar sus recomendaciones sobre los temas que más preocupan a la población, especialmente sobre la prevención de enfermedades crónicas, como las cardiovasculares o el cáncer.

En la sociedad preinternauta, la población recibía las recomendaciones de los profesionales de la salud de una forma directa, en la consulta. Ahora se informa en internet, muchas veces sin tener en cuenta quién hace las recomendaciones. Es una responsabilidad de los profesionales de la salud participar en este medio de comunicación para aportar conocimiento y solvencia a los ciudadanos preocupados por mejorar su calidad de vida y su salud.

Tags:

| | | |

8 Comentarios a “Médicos + 2.0”

  1. Debe ser que trabajo en otro planeta, porque la gente que habitualmente veo en el centro de salud donde trabajo no está en el mundo 2.0. De hecho, dí mi correo electrónico a todos ellos a través de una circular, y sólo lo utiliza de forma irregular una madre de una niña adolescente sana con los problemas haibtuales de los adolescentes.
    Está demostrado que quienes más acceden a las redes para consumir y compartir información en salud suelen ser personas jóvenes o de mediana edad sanas preocupadas por mantener su salud. Por tanto, de meterme de lleno, como aconsejáis, como médico en este mundillo sería para intentar revertir las desigualdades en salud, que con la era 2.0 parecen agravarse, y no para ser cómplice en perpetuarla a costa de los excluídos en todo este tinglao (curiosamente, la gente normal que no accede a la red, que no tiene una cultura media-alta, que no tiene grandes recursos socioeconómicos y cuyas necesidades en salud son mayores habitualmente).
    Un saludo

  2. He leido con atención este post. Estoy totalmente de acuerdo con él. Buscamos información en internet y es deber del profesional de la salud proporcionar contenido profesional y adecuado al usuario.
    Lo que ocurre es que aún hay gente que piensa como Enrique, que el 2.0 no es sino algo que hace que separe más al usuario del profesional sanitario y provoque desigualdades.
    Yo no lo creo. Es más, estoy segura que el entorno 2.0 es el único entorno posible donde podemos interactuar sin barreras, sin diferencias y sin burocracia.
    Mis padres de 82 años piden cita con su médico de cabecera telemáticamente. Mi padre tiene correo electrónico y revisa el periódico on line. Le enseñé a hacerlo el verano pasado.
    El entorno 2.0 puede permitir por ejemplo que una persona pueda acceder a un experto sin que un médico de cabecera le haga una derivación a tres meses vista.
    Creo en el autocuidado y el entorno 2.0 es el adecuado para enseñar. Es el más inmediato y el que permite mayor interacción.
    Saludos

  3. Rosa, el caso de tus padres es marginal. Nadie duda de la potencialidad de las tecnologías, pero las palabras de Enrique reflejan la realidad más extendida:

    http://www.ictconsequences.net/2010/12/16/no-ehealth-withou-einclusion-europe-eurostat-2010/

    http://www.ictconsequences.net/2009/07/06/from-excluded-to-networked-citizens-the-inverse-care-law/

    Acentuar aquellos casos que están en los margenes solo sirve para fomentar ensoñaciones alejadas de la realidad. Si nos alejamos de la realidad dificilmente podrán diseñarse estrategias que faciliten la inclusión de los ciudadanos que más lo necesitan.

  4. Rosa,
    Al mundo 2.0 se le ha atribuído un montón de propiedades, incluso alguno directamente cree que tiene poderes terapéuticos, pero todas ellas son meros atributos teóricos que el tiempo pondrá en su sitio. El canal no condiciona el mensaje ni garantiza ningún resultado. Algunos harán uso muy útil de estas tecnologías, como tú con tu blog (enhorabuena, por cierto), y en ese caso perfecto, pero otros muchos lo usarán con fines promedicalizadores, y en ese caso no creo que deba apoyarlo de forma tan entusiasta.
    Por otro lado, el principal problema no son las personas que piensan como yo, sino que el acceso a las tecnologías de la información es muy desigual, y todo ello tiene una influencia decisiva en la oferta y la demanda de servicios 2.0 en salud.
    No me cierro a la tecnología, sólo que pienso que hay dos enfoques muy diferentes. Pongo por ejemplo las tecnologías telemáticas aplicadas a la salud. Podríamos ponerle sensores en el pecho a un ejecutivo sano pero preocupado por el efecto del estrés en su ritmo cardíaco, que estuvieran conectados 24 h a un cardiólogo que le asesorara sobre sus miedos. Pero también podríamos utilizarla para poner teleasistencia a los pacientes ancianos inmovilizados que viven solos y que pueden usarlo en momentos en que su vida corre peligro (por ejemplo, una caída), como hace cruz roja. A mi, sinceramente, me parece que la utilidad social del segundo caso me parece mayor, y por tanto se trataría de un uso de la tecnología muy apropiado; para el primer caso no tanto.
    Todo lo que pienso sobre este mundo, sus oportunidades y debilidades, lo he plasmado en este artículo (de lo más 1.0!!): http://bit.ly/hDybPn (pag 20-24 de la revista).
    Saludos y gracias

  5. Pienso que la universalización de internet es inexorable. Sólo hay que ver el ritmo de crecimiento de usuarios de Facebook y su perfil, que trasciende edades, regiones y capas sociales. Por otro lado, la salud es un tema que siempre preocupa a la mayoría de las personas y, por eso, no es extraño que sea una de las cuestiones que más búsquedas genera en la red, tanto entre gente sana como entre pacientes diagnosticados de alguna enfermedad. Los blogs y foros de pacientes no dejan de multiplicarse en todo el mundo porque las personas necesitamos comunicarnos y compartir experiencias, pensamientos,conocimientos y sentimientos.Y más cuando estamos enfermos. Es cierto que no todos tenemos el mismo acceso a la tecnología y que los “early adopters” suelen ser jóvenes y pertenecer a estratos sociales medios y altos. Pero, al igual que ocurrió con la televisión o con el movil, es cuestión de tiempo (de muy poco tiempo) el que su uso sea generalizado. Mi opinión es que nuestra responsabilidad como profesionales de la salud, ocupemos el cargo que ocupemos, no nos permite ignorar esta realidad sino que más bien nos obliga a participar activamente de ella, por el bien de los pacientes y de la sociedad en general. ¿O hemos de esperar a hacerlo a que el 100% de la población de todas las edades y condiciones tenga ADSL en su casa? Quizá para entonces ya sea un poco tarde.

  6. ¡Protesto señoría!

    Estoy comenzando a hacer una web sobre salud. En ella no se pretende sustituir al médico, de hecho se insiste en que uno no se puede autodiagnosticar y se repite siempre la frasecita de “acude al médico”.

    En nuestro caso, tenemos a gente que ha trabajado en administraciones relacionadas con la salud pero no son los profesionales adecuados, entendiendo a estos como médicos, farmacéuticos, enfermeros, fisioterapeutas, etc.

    Llevamos un año buscando y no encontramos a nadie dispuesto a hacerlo a cambio de promocionar su blog/twitter/linkedin.

    Mi “protesto señoría” viene porque veo que los médicos no se interesan por cambiar la información que hay ahora en internet y algunas páginas estamos deseosos de tenerlos en nuestro equipo de bloggers. Somos conscientes de que nuestra página tiene una gran carencia.

    Y diréis… ¡claro, es que tú eres un listo y quieres que trabajen gratis, normal! ofrezco a cambio visibilidad y reputación online y veo que hay médicos con blogs cutres de blogspot escribiendo asiduamente sin una sola visita. ¿no estarían mejor bajo nuestro paraguas con constantes estrategias de expansión?

    Siento el rollo 🙂

  7. Victor,

    “de hecho se insiste en que uno no se puede autodiagnosticar y se repite siempre la frasecita de “acude al médico”.”

    Precisamente estas son las frasecitas que habría que destarrar. Me “refiero al ansia por “llegar -siempre- a un diagnóstico” (muchos de los motivos de consulta no son relacionados con enfermedades, sino con simples preocupaciones, problemas de salud o síntomas aislados, que no cuadran para nada bajo ningún tipo de criterio nosológico), y el “acuda a su médico” ante cualquier problema (además de ir contra el sentido común, lo único que hace es saturar las consultas médica, sobre todo en AP, llenándola de visitas por dolencias menores que hacen decaer el poder predictivo y resolutivo de la AP). Si de lo que se trata es de empoderar y de desmedicalizar, ambos mensajes generan todo lo contrario, a mi entender.

    Y sobre tu oferta 2.0, permíteme que te diga que entiendo perfectamente que ningún médico quiera trabajar con vosotros bajo esas condiciones… La mayoría de los bloggers sanitarios son francotiradores a los que no les interesa la agregación salvo temporal y para intereses o temas comunes y muy específicos (como por ejemplo gripe y calma y mividasinti), y muchos de nosotros no nos movemos por el ánimo de lucro, por lo que no queremos tampoco que nadie se lo monte a nuestra costa. Además, de alguna u otra manera, lo que intuyo que pretendéis va un poco en contra de la “filosofía 2.0” : http://lasindias.net/indianopedia/Generaci%C3%B3n_artificial_de_escasez.

    Un saludo,

  8. Enrique gracias por tu comentario, pero sigo en total desacuerdo xD.

    La mayoría de la gente que busca en internet sobre temas de salud (aunque depende del nivel sociocultural) no busca la última hora de la gripe A en el blog de un médico teniendo mil medios de comunicación diciéndole cómo va. Ni busca los consejos para evitar dolores de espalda cuando en los centros de salud tienen mil folletos. Por desgracia, busca autodiagnosticarse y en algunos casos hasta automedicarse.

    La intención del “acuda al médico” o del “no busques un diagnóstico en internet” no es sólo por dejar bien claro que no hay un médico escribiendo; es evitar que acaben en páginas donde dicen cómo abortar en casa, cómo adelgazar ayunando durante días o comiendo sólo alpiste.

    Se ven muchas barbaridades y la gente que acaba haciendo la “dieta de la luna” debería ser atendida por un endocrino. ¿Prefieres las páginas que no mandan a la gente al médico y les dicen que tomen una infusión de té chino para curar cualquier dolencia?

    Así la idea es dar una información muy genérica y contar un poco las cosas que puedes hacer sin ir al médico. Pero si lo que te pasa requiere una radiografía “acude al médico”, si lo que te duele no te deja ni dormir “acude al médico”.

    En resumen, preferimos que acaben en un artículo nuestro con un “acude al médico” que no con un pensamiento de “esta página es una mierda, al final no me soluciona nada, voy a ver esa otra de remedios mágicos…”

    Respecto a los médicos que escriben sobre temas puntuales, etc. sin ánimo de ofender a ningún blogger, se suelen dar dos casos:

    1) Lo leen sólo médicos, por lo que no hay aportación al resto de la sociedad.
    2) No lo lee nadie
    3) Escriben en una gran plataforma y son médicos/showmen que escriben sólo sobre cómo broncearse en verano.

    Pero en ningún caso hablo de gente que hace posts puntuales, hablo de médicos que escriben cada día y que están enganchados al twitter todo el día.

    Y lo siento mucho, pero los médicos están para atender a la gente. Entiendo que hay mucho hipocondríaco/aburrido pero también me han mandado a mí a casa con un dolor insoportable en la zona lumbar, que bajaba por la pierna con un “ibuprofeno y calor” (¡venga! vamos a ahorrar dinero en resonancias).

Deja un comentario