Mamá, de mayor quiero ser médico

Una imagen del quirófano del County General, el hospital de la serie televisiva “Urgencias”, que emitió la cadena norteamericana NBC durante 15 temporadas seguidas.

¿Qué mueve a una persona a tomar la decisión de ser médico? Si eres cirujano, pediatra, enfermero, psicólogo, dentista… o incluso visitador médico o, como quien firma esto, un publicitario especializado en salud, ¿qué te hizo llegar hasta aquí? Podría ser que siguieras la tradición familiar, o quizá tiene la culpa la impresión que te causó la intervención de un médico de urgencias en un familiar cercano, o un vecino admirado…

Hay detalles que quedan en nuestro interior y se desarrollan mientras crecemos para dar lugar a lo que nos convertimos. O quizás podría ser por la televisión… Nadie duda de su influencia cuando somos niños (y no tan niños, reconozcámoslo). Pero, aunque la mayoría de las opiniones en torno a ella son negativas, la televisión no es, necesariamente, una caja tonta. Esta ventana al mundo (cliché, pero cierto) permite acercarnos a otras vidas desde casa, sin movernos y casi sin buscarlo. ¿Hay otra forma más fácil?

Un estudio de la Universidad de Zaragoza, titulado “La decisión de estudiar medicina”, indica que el 11% de los encuestados tomó la decisión bajo el influjo de la televisión. Y es que los médicos han sido, y siguen siendo, un tema recurrente en esta industria.

Quizás a muchos de estos alumnos les quedó en el inconsciente el entrañable doctor Nacho de Médico de Familia o los Segura Cano de Farmacia de Guardia. A lo mejor,  el más actual Doctor Mateo está incubando un boom de futuros médicos rurales. Esperemos, en cualquier caso, que los profesionales que quieran emular a House no lo hagan por su (mal) carácter y sí por su genialidad.

Los mayores del lugar recordarán con cariño las desventuras del Doctor Caparrós en el circuito catalán de Televisión Española o la mítica sintonía de St. Elsewhere en las autonómicas. Muchas horas siguiendo el hospital de campaña de MASH, o los idílicos paisajes de Doctor en Alaska y la Doctora Quinn configuran en muchos la visión que tenemos de los profesionales sanitarios.

Y a pesar de que nos repitan que en ningún hospital encontraremos al George Clooney de Urgencias (como mucho al Dr. Vilches de Hospital Central) ni los líos de faldas de Anatomía de Grey o Nip/Tuck, hay quien todavía cree que estas series son un reflejo fiel de la realidad. Si sirven para que surjan nuevos profesionales sanitarios, ¡bienvenidas sean!

Tags:

| | | | | |

Un comentario a “Mamá, de mayor quiero ser médico”

  1. Un post muy interesante.

    Me ha hecho recordar series como “Marcus Welby, doctor en medicina” y “Centro Médico” , con el inefable Dr.Gannon. Sin duda, ambos influyeron en mi decisión de estudiar medicina.
    Así que, yo confieso: estoy dentro de ese 11% 🙂

Deja un comentario