Salud y geolocalización, ¿tiene sentido?

Las redes sociales basadas en la geolocalización ganan adeptos entre el público urbanita. Una ciclista y un motorista revisan sus móviles, en una fotografía de Simona K.

La semana pasada saltaba la noticia de que Foursquare, la red social basada en geolocalización más exitosa, alcanzaba la cifra de 3 millones de usuarios en todo el mundo.

La popularización de los smartphones con conexión permanente a internet ha llevado consigo el auge de redes como la citada Foursquare o Gowalla y el lanzamiento de proyectos como Facebook Places (de momento sólo disponible en Estados Unidos).

Si el éxito de Twitter se ha basado en la microrespuesta a “¿qué estás haciendo?” (o pensando, leyendo, escuchando…), la de Foursquare se basa en responder “¿dónde estás?” añadiendo comentarios sobre los lugares visitados (donde se efectúa un check-in, en su jerga) para así sumar puntos en una especie de competición que lleva conseguir mayorships (literalmente, “alcaldías”) de los lugares más frecuentados y badges (insignias como las de los boy scouts) que dan fe de las “proezas” realizadas.

Por supuesto, bares y restaurantes, hoteles y grandes cadenas de moda no han sido ajenos a este fenómeno y empiezan a intentar captar clientes ofreciendo descuentos, obsequios o promociones de todo tipo a aquellos usuarios que más visitan sus establecimientos o que, simplemente, se acercan a hacer su correspondiente check-in.

Por el momento, el sector healthcare no ha dado el salto a este tipo de redes. Más allá de ciertos reconocimientos en wellness (con medallas especiales por visitar asiduamente el gimnasio), o la iniciativa de MTV “Get Yourself Tested (para reducir la expansión de enfermedades de transmisión sexual) ni farmacéuticas ni hospitales están sacando provecho de estos recursos, quizás por el carácter más bien lúdico que todavía los caracteriza. Está visto que no es lo mismo presumir de estar en un museo que de estar en un hospital (a no ser que sea para un acontecimiento “feliz” como un nacimiento) pero más pronto que tarde empezaremos a ver servicios de alertas sanitarias asociados a algunas de estas aplicaciones o descuentos en farmacias por hacer check-ins y pedir, por ejemplo, caramelos para la tos, preservativos o blanqueantes dentales. Todo sea por no perder el tren…

Tags:

| | | | | |

2 Comentarios a “Salud y geolocalización, ¿tiene sentido?”

  1. […] otros casos destaca la colaboración entre MTV y Foursquare, de la que Arnau Peidro ya dio cuenta en este blog. La cadena de televisión y la mayor red social de geolocalización crearon una insignia propia […]

  2. […] año en Publicidad y Salud con una entrevista que “perseguíamos” desde hace meses…  Y es que es difícil encontrar un […]

Deja un comentario