Un futuro móvil, pero a dos velocidades

Los teléfonos móviles, tanto los de última generación o smartphones como los “de toda la vida” que sirven para enviar y recibir mensajes y llamadas, se están perfilando como la herramienta con más futuro a la hora de aplicar de manera sencilla y efectiva la tecnología al cuidado de la salud.

El proyecto “Mobile Therapy”, un concept design fruto de la colaboración entre Intel y dra. Margaret Morris

El paciente (pero también el usuario sano pero preocupado por su buena salud) pueden llevar en su bolsillo, a través de un dispositivos más o menos asequible un completo historial médico, hacer seguimiento de datos como los niveles de polen en el aire, su tolerancia al estrés o el nivel de azúcar en sangre. Pero también compartir estos datos con otros pacientes o enviarlos a su médico. De la misma forma, este nuevo paciente móvil puede recibir directamente en su teléfono recordatorios de citas o tomas de medicación. Estos son sólo algunos ejemplos genéricos del empleo de la tecnología móvil en cuestiones vinculadas a la salud. El interés de los usuarios en disponer de estos pequeños médicos en sus bolsillos es más que evidente si tenemos en cuenta que la salud se ha convertido en la segunda categoría entre las aplicaciones de iPhone más descargadas.


Lifescan, la aplicación que conecta el glucómetro de Johnson & Johnson con el iPhone que almacena y gestiona las mediciones de niveles de azúcar en sangre del paciente diabético.

Un doctor en el bolsillo
El informe The Mobile Personal Health Record, realizado por la consultora Deloitte y publicado el pasado jueves, habla de cómo la ubicua telefonía móvil puede cambiar el sector de la salud para siempre, puesto que afecta a los pacientes, pero también al personal sanitario, los cuidadores y la industria farmacéutica, que tiene en estas aplicaciones la posibilidad de añadir un plus de servicio y vinculación con los pacientes. El conciso y recomendable report da cuenta del próximo despegue y difusión de estas tecnologías gracias a la mayor funcionalidad y capacidad de los smartphones y su amplísima difusión (ya han dejado de ser un producto de lujo), apoyadas además en la preocupación por la salud, como gran valor contemporáneo. Y señala las aplicaciones vinculadas a prevenir la obesidad (como MyLife de Microsoft), la monitorización del posoperatorio y el cuidado a distancia (como las tecnologías para cuidadores de Closed By Network) o la introducción de sensores que pueden dar datos sobre la presencia de polen y alérgenos en el aire, herramienta utilísima para pacientes alérgicos.

El (renovado) poder del SMS
Pero, ¿qué pasa con esa inmensa mayoría de personas para las que Internet es un lujo? El protagonismo del móvil en el sector salud se está produciendo a escala global y alcanza a todos los países, incluso aquéllos en desarrollo.
“El móvil es más ubicuo que Internet”, afirma el informe Pharma 3.0 de Ernst & Young. De acuerdo con el documento de la consultora británica, publicado el pasado mes de mayo, durante el pasado año se enviaron más de 2’5 billones de SMS en todo el mundo y ya hay 4000 millones de líneas de teléfono móvil en el mundo. El humilde mensaje corto puede convertirse en países en desarrollo en el equivalente asequible de todos los sofisticados sistemas antes descritos. Y es que mientras solo un 25% de la población mundial tiene acceso a Internet (¿sorprendidos? Nosotros, también) , el teléfono móvil llega hasta un 60% de los que habitamos este planeta.

Aunque también es una forma de llegar a las clases menos favorecidas en Europa y América. O eso demuestra el proyecto Text4Baby puesto en marcha por el gobierno de Estados Unidos para prevenir la mortalidad infantil (no en vano, tienen uno de los índices más altos del mundo desarrollado) en el que se envía información gratuita por SMS sobre cuidados infantiles. Esta iniciativa es además un excelente ejemplo del tipo de sinergias a las que debemos ir acostumbrándonos: proyectos de salud impulsados por gobiernos, operadores de telefonía, gigantes de la publicidad y la comunicación de la mano de empresas de la industria farmacéutica, cada vez más dispuesta a buscar nuevos y diferentes compañeros de viaje.

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...

Tags:

| | | | | | | | |

Un comentario a “Un futuro móvil, pero a dos velocidades”

  1. Hola Soy Marta y soy farmacéutica. Está requetebien vuestra página y la he decidido compartir en mi canal de facebook para todoslos farmacéuticos!
    saludos!

    http://www.facebook.com/pages/Marta-Boticaria/132606760116174?ref=ts

Deja un comentario