¿Natural o artificial?

No está tan claro como parece. En la alimentación: ¿qué es natural y qué es artificial? La leche pasteurizada: ¿es natural o artificial?; un colorante cuyo nombre empieza por una E seguida de un número ¿es natural o artificial? Son sólo dos ejemplos de casos que podrían, cuanto menos, sorprender al consumidor que, pese a las normas de etiquetados y los omnipresentes claims de salud, anda más desorientado que nunca.


Bebidas refrescantes en un supermercado japonés en una colorida imagen de love♡janine

Esto plantea no pocas cuestiones para la industria alimentaria. ¿Debe aceptarse por natural lo percibido como tal por la población? ¿O bien, lo responsable es atenerse a la legislación que es poco clara en estas cuestiones (además de diferente en cada país y en muchos casos restrictiva)?

Un reciente estudio de mercado realizado por Coca-Cola ha puesto en evidencia que los consumidores tienen, de acuerdo con la investigación, “una visión más holística” que las autoridades del concepto “natural”, basándose en argumentos sobre procesos y técnicas de extracción muy alejados de los criterios de la media de la población. Así, algunos ingredientes derivados de plantas y frutas, como el zumo de naranja concentrado, se consideran “artificiales”, con el considerable perjuicio para las empresas de refrescos. De la misma forma, ahumar, destilar u hornear se consideran procesos “naturales” frente a la pasteurización o la hidrogenación. En cualquier caso, la industria ha acogido de manera positiva un estudio donde, por primera vez, son los consumidores quienes cuentan sus propios criterios para eso tan difícil de diferenciar lo natural de lo artificial.

Tags:

| | | | | |

Deja un comentario