Salud: vientos de cambio para los videojuegos

No hace mucho se culpaba a los videojuegos de elevar las tasas de obesidad infantil e incluso de convertir al jugador en un ser “antisocial”. Quizás unas acusaciones injustas para una industria que ha contribuido tanto al desarrollo de nuevas tecnologías, entre ellas la que utiliza Wii, una consola capaz de conseguir que, en Estados Unidos, el sector médico y departamentos gubernamentales alaben los beneficios para la salud de los nuevos juegos interactivos.
Y es que, juegos como “Wii Fit”, el reciente “EA Sports Active”, “Wii Sports”, “Dance Dance” y otros enfocados a salud mueven actualmente unos 2000 millones de dólares en el mercado americano según Ben Sawyer, cofundador del Proyecto de Juegos para la Salud.

Un mercado que empieza a apoyarse en estudios sobre el papel ventajoso y educativo de los juegos digitales en temas de salud. Un mercado que se propaga porque ya hay gimnasios que utilizan la Wii en las clases de steps y escuelas que la usan en las clases de educación física, y por su penetración en algunos hospitales.
No es atrevido decir que la buena experiencia de usuario que tiene el jugador mediante la interacción con la consola y su preocupación por temas relacionados con la salud tienen mucho que decir en todo este crecimiento. En primer lugar, porque el target se amplía considerablemente (Nintendo ha sido capaz de hacer jugar a un target de edad antes impensable en el mundo de los videojuegos). Y en segundo lugar, porque la satisfacción personal y la posibilidad de seguir los resultados que aporta el videojuego son increíblemente mayores que con otros medios.
Bienvenidos al crecimiento de los interactivos orientados a salud

Tags:

| | | | |

2 Comentarios a “Salud: vientos de cambio para los videojuegos”

  1. Justo acabo de encontrar un vídeo muy interesante de cómo en un centro de rehabilitación en Columbia (USA) están utilizando la Wii
    http://www.youtube.com/watch?v=zPYUlWaT8l8

  2. […] relacionados:Salud: vientos de cambio para los videojuegos Compártelo […]

Deja un comentario