salud y movilidad

Hace apenas dos días me dejé la blackberry en casa, es algo que ya me había pasado alguna vez pero como en otras ocasiones no me apuraba el tiempo, siempre había dado media vuelta para recogerlo.
El otro día fué distinto ya que tras sopesar y meditar la decisión a tomar, esa vez no dí la vuelta. Ese día no tenía ningún viaje, ni ninguna reunión fuera de la agencia así que estaría plenamente localizada ¿por qué no vivir la experiencia de pasar un día sin móvil… y sin blackberry?. Así que, armada de valor, continué mi camino y puse kilómetros y distancia entre mí y mi dispositivo móvil.

La experiencia fue reveladora, pensé que sería fácil pero lo cierto es que, pasadas las 2 primeras dos horas en la que me sentí un poco especial por ser de las pocas viajeras del «catalunya stress» que no hablaban o miraban el móvil, empecé a sentirme un poco inquieta… desconectada e incomunicada (ahora entiendo porque mi madre me llama exagerada). Y eso que en el lado izquierdo de mi mesa de trabajo tengo un fantástico teléfono fijo con todas sus teclas, manos libres y pantallita donde se pueden ver todos los números.

El móvil ha pasado a ser algo casi imprescindible en nuestras vidas. No tenemos más que comprobar la sensación que nos produce el olvidarnos el móvil en casa o el perder la terminal… creo que en esto estamos de acuerdo ¿verdad?. Pero no sólo eso, sino que también ha cambiado nuestros hábitos culturales a la hora de comunicarnos, e incluso he de reconocer que, por lo menos en mí, los 160 caracteres del SMS han influido beneficiosamente en mi capacidad de abstracción y de síntesis. Dicen incluso, y no sé si se trata de una realidad o una leyenda urbana, que los jóvenes de ahora tienen más desarrollado la musculatura del dedo pulgar de tanto utilizarlo en los SMS.

El móvil se ha convertido en un accesorio inseparable tanto en la vida profesional como personal, y en un símbolo de «status social» (según modelo de dispositivo móvil).

Desde el nacimiento y la implantación masiva de los primeros teléfonos móviles las cosas han cambiado mucho, ahora estamos dando un paso más con la irrupción de la conexión a internet en nuestros dispositivos.
Las perspectivas de crecimiento del 2008 al 2012 en cuanto a usuarios en el campo de internet se situan en torno a un 36%, que desde luego no están nada mal. Pero ¿adivinan cual es la perspectiva de crecimiento para ese mismo periodo para el acceso a internet desde el móvil?. Nada más y nada menos que de un 168%.Se prevee que se convierta en la primera interface de uso para acceder a la red y sobre todo a esas redes sociales en las cuales ya comenzamos a movernos.

Utilizamos el móvil para hablar, para escribirnos SMS, para mandarnos emails, para realizar búsquedas y ahora también para relacionarnos a través de él. Las redes sociales han saltado al móvil gracias a las aplicaciones desarrolladas para tal efecto.

Cierto que muchos podemos pensar que navegar por un dispositivo móvil resulta incómodo, pero así como nos hemos acostumbrado a comunicarnos vía SMS a una velocidad asombrosa nos acostumbraremos a usar el dispositivo móvil para estas otras tareas; además las nuevas terminales con conexión WIFI o 3G permite el acceso a la red a velocidades que nada tienen que envidiar a nuestra conexión en el trabajo. Sólo en Europa, hace un año se contabilizaba que el 11,1% de los usuarios de móviles tenían conexión 3G… y hablamos de datos de hace un año.

Por otra parte existe una tendencia en la red a trabajar en lo que comienza a considerarse trabajar en «la nube». Cada vez hay más software y servicios que se pueden hacer funcionar con un simple navegador y sin necesidad de instalar pesadísimos programas que consumen recursos de nuestro ordenador. Ahora podemos retocar fotos en internet, editar vídeos, trabajar con herramientas de ofimática, etc… y teniendo acceso con el móvil podremos realizar estas mismas tareas desde ese dispositivo.

Otra de las grandes ventajas que ofrecen las terminales móviles es la geolocalización (vía GPS o por triangulación de la señal) y, en lo referente a la publicidad, el grado de segmentación y personalización del anuncio es realmente espectacular en un dispositivo móvil. Las grandes compañías lo saben, y están moviéndose y comenzando a generar negocio alrededor de estas soluciones en movilidad.

El futuro de internet pasa también por el móvil y esto, por supuesto, se extrapola también al terreno de la publicidad (por las posibilidades que ofrece) y de la salud (por las ventajas añadidas).
Hace algo más de una semana tuvo lugar el encuentro i-cities en el que se trataron cuestiones relacionadas con, la administración electrónica y lo que empieza a conocerse como Sanidad 2.0
En i-cities se vieron cosas muy interesantes, pero una que me ha gustado especialmente es esta presentación de Nacho Campos sobre el uso del móvil en sanidad con varios casos de éxito incluidos.

Lo dejo como ejemplo y como punto de inicio para que, entre todos, comencemos a imaginar un futuro en movilidad.

Tags:

| | | | |

Deja un comentario