Webs que funcionan

Esta mañana en soitu he leido un interesantísimo post sobre el diseño de las cosas que funcionan.
En el artículo habla de arquitectura, cafeteras y las Killer applications, que no vienen a ser otra cosa que las aplicaciones de éxito que marcan un hito y que, en mi opinión, contribuyen incluso a cambiar nuestros hábitos.
Hay un antes y un después tras una «Killer application» y si trasladáramos al offline ese concepto, podría tratarse de una Wii, un iPod, un iPhone, o la propia cafetera de Nespresso.
Pero si nos fijamos en todos estos dispositivos u objetos, independientemente del diseño que tengan cada uno de ellos se caracteriza simplemente porque funciona perfectamente para aquello que fué diseñado. Y funciona de una forma intuitiva y eficiente.


En internet las cosas no son distintas. Y en el campo del diseño web también es así. ¿Te acuerdas de cómo era la web donde encontraste esa información tan valiosa para tí?… generalmente no, a lo sumo nos acordamos de su estructura o su color y de la zona de la pantalla donde estaba ubicada. La navegación ha de estar bien pensada y ser lo suficientemente intuitiva para, en el caso de no haber guardado esa información como favoritos, llegar al documento sin apenas dudar.
No basta con tener una web bonita y con un diseño adecuado sino que también debemos pensar en un diseño centrado en el usuario como protagonista y en la interacción de este con el sitio web. Conceptos como la usabilidad y la accesibilidad han de tenerse en cuenta desde el principio, prototipándose incluso antes que el propio diseño.

Tags:

| | |

2 Comentarios a “Webs que funcionan”

  1. […] « Webs que funcionan […]

  2. Gracias por recordar que, a veces, las cosas más obvias son las menos evidentes. No estaría de más recuperar a Baltasar Gracián o al sabio Occam y su navaja, en la búsqueda de la belleza, la elegancia y la eficiencia de lo simple.

Deja un comentario