Estudio sobre la «ciberhipocondria» de Microsoft

Hoy está siendo noticia en la red la publicación del estudio que ha realizado Microsoft sobre la utilización de la red en las búsquedas relacionadas con la salud.
Este estudio, llevado a cabo en Francia, Japón, Alemania y US (donde el 52% de la población con aceso a internet busca información sobre salud en la red) nos arroja luz sobre un usuario que tiene como hábito mirar sobre todo los primeros resultados de los buscadores, haciéndolo desde una perspectiva que además contribuye a elevar su grado de ansiedad respecto a la enfermedad (prestando especial atención a la «gravedad»).

Todos sabemos que la calidad de la información sobre salud que encontramos en la red es muy variable… Hace escásamente unos días pude leer en The Annals of Pharmacotherapy que la información que encontramos en la Wikipedia sobre ciertos medicamentos no es del todo correcta. No es que se cometan errores intencionados, sino que en la mayoría de los casos estos errores son debidos a la omisión.

Por otra parte los médicos, las marcas de salud, las instituciones y los propios pacientes y asociaciones publican información realmente buena y fiable. Han surgido redes sociales de profesionales que comparten información en entornos colaborativos, blogs médicos, comunidades y redes de pacientes que comparten experiencias sobre su enfermedad y al cual tienen acceso los profesionales médicos;e iniciativas de marcas de la salud que, además, pueden contribuir a mejorar el estado de sus pacientes. Hay una tendencia de las marcas no tanto a publicitar sus productos (que a veces no pueden hacerlo), sino a ofrecer a través de la red un servicio de valor añadido tanto para profesionales como para pacientes. Y todo esto, gracias sobre todo a esta nueva realidad de la Web 2.0

Paralelamente, ante esta visión de un usuario tan ciberhipocondriaco del que nos habla Microsoft, tenemos el estudio del Edelman Health Engagement Barometer  en el que encontramos más información sobre este usuario ávido de información sobre salud en la red: Utilizan la red para validar la información proporcionada por el médico; y sobre todo a su médico para validar la información encontrada en internet.

El usuario busca una segunda opinión

y además utiliza múltiples canales para informarse.

El principal problema que tenemos en la red es el volumen de información al que el usuario tiene acceso y que si bien en muchos casos si será fiable y veraz, en otros casos no lo será tanto. Las iniciativas profesionales para la acreditación de webs médicas son una manera efectiva de indicarnos la credibilidad de la web pero, por desgracia, no muchos usuarios conocen este tipo de iniciativas.

Creo que todavía tenemos mucho trabajo por delante en este aspecto.
Como usuarios:

  • No jugar a autodianosticarnos
  • Verificar nuestras fuentes
  • Solicitar ayuda cuando la necesitemos, a la hora de interpretar nuestros datos

Como profesionales del marketing online y la salud.

  • Verificar siempre, con nuestro departamento científico, que la información que lanzamos a la red es veraz
  • Posicionar en buscadores este tipo de información que puede ser útil para el usuario.
  • Y pensar siempre en ese usuario, su necesidad y su grado de conocimiento y experiencia a la hora de generar el contenido

En cuanto a los motores de búsqueda, sus algoritmos no son perfectos y sigue existiendo la posibilidad de que una información no veraz posicione en primeras posiciones; tal vez no sería mala idea que habilitaran un formulario o una vía de comunicación donde se pudiera «reseñar» estos medios de información que pueden inducir a errores en torno a la salud… aunque creo que a esto puede contribuir mucho futuras iniciativas de los motores de búsqueda como por ejemplo «Google Search Wiki«

Tags:

| | |

Deja un comentario